22 de Diciembre: Beata Jutta de Disesenberg


Santa Jutta de Disesenberg

Beata Jutta de Diesenberg: Cerca de Huy, en la región de Lieja, en Bélgica, santa Juta o Iveta, la cual, habiendo quedado viuda, se dedicó a curar leprosos, y se recluyó más tarde en una celda cercana a ellos.


Día celebración: 22 de Diciembre.
Fecha de su muerte: 1136.


Contenido

– Introducción
– Oración a la Beata Jutta de Disesenberg


Introducción

La beata Jutta de Diesenberg era hermana del conde Meginardo de Spanheim. Vivió recluida en una casita próxima al monasterio fundado por San Disibodo en Diesenberg. Era una «noble mujer», a quien se confió la educación de Santa Hildegarda.

Jutta le enseñó a leer y a cantar, y la inició en el conocimiento del latín. Pronto se reunieron con la beata algunas discípulas y formaron una comunidad de la que ella fue superiora durante unos veinte años. Santa Hildegarda escribe:

«La gracia de Dios henchía a esta mujer hasta el desbordamiento, como sucede con los ríos alimentados por muchas corrientes. Pasó su vida entera velando, ayunando y haciendo penitencia sin descanso, hasta el día en que una muerte feliz la libertó de las ataduras mortales. Dios ha dado testimonio de su santidad con milagros extraordinarios.»

Las reliquias de la Beata Jutta atraían a numerosos peregrinos a Diesenberg; por ello los monjes se opusieron a que Santa Hildegarda trasladase a Bingen la comunidad de la beata.

Oración a la Beata Jutta de Disesenberg

Beata Jutta de Disesenberg, ruega por nosotros.

Beata Jutta de Disesenberg| Fuentes
La vida de los Santos por Butler.