23 de Marzo: San Victoriano, Procónsul de Cartago


San Victoriano

San Victoriano, procónsul de Cartago y sus compañeros, fueron martirizados por orden de Hunerico, líder arriano de los vándalos, el 23 de marzo del año 484, por negarse a apostatar de la verdadera fe.


Día celebración: 23 de marzo.
Lugar de origen:
Fecha de nacimiento:
Fecha de su muerte: 23 de marzo 484.


Contenido

– Breve biografía
– Martirio de San Victoriano
– Oración a San Victoriano


Breve biografía

San Victoriano fue un hombre rico y principal, elegido para el cargo de procónsul de Cartago por el propio Hunerico, rey arriano de los vándalos.  Este último sucedió a su padre Genserico en el año 477.

Bien es cierto al principio mostró cierta moderación respecto a sus súbditos católicos en Mauritania, pero en el año 480, acudió de nuevo a una política de implacable persecución. Entre las victimas de mas importancia, hubo un grupo de mártires que honramos en este día. Entre ellos sobresalió San Victoriano, original de Hadrumeto, quien como ya hemos dicho, era uno de los ciudadanos mas ricos de todo Cartago y que había sido nombrado procónsul por el mismo Hunerico.

Cuando se publicaron los edictos de persecución, el rey vándalo hizo todo lo que estaba en su poder para inducir a este magistrado católico a convertirse al arrianismo.  A las instancias de éste para que apostatase, San Victoriano contestó:

«Bien puedes, señor, hacerme quemar, arrojarme a las fieras, atormentarme con todo género de suplicios; pero jamás me obligarás a condescender con tus propósitos ni a titubear en mi fe. En vano habría yo recibido el bautismo en la Iglesia Católica y profesado su antigua, única y verdadera doctrina, si ahora desertase de ella.

 

Y aunque no hubiera más vida que la presente, ni esperanza de la eterna, que es la única vida verdadera, nunca me resolvería, por una gloria mundana y pasajera, a faltar a la fidelidad que debo a Aquel que me confió el precioso depósito de la fe y me ha regalado con los más preciosos dones de su gracia.»

 

Martirio de San Victoriano

Esta respuesta encolerizó al tirano, que ordenó sometieran a Victoriano a los más atroces tormentos, que le fueron aplicados con lentitud para mayor sufrimiento. El valiente mártir de Cristo  perseveró con gloria hasta ser liberado por la muerte.

El Martirologio Romano une a San Victoriano con cuatro mártires que sufrieron al mismo tiempo. Dos de ellos, que eran hermanos, fueron sujetos a la misma tortura que, mas de mil años después, fuera empleada por Topcliffe, el perseguidor de sacerdotes en Inglaterra, para probar la constancia delos mártires de la época isabelina.

La alegría y constancia del Santo hicieron convertir a muchos a la fe de Cristo. Con él lograron la palma del martirio otros cuatro Santos, entre ellos dos mercaderes de Cartago llamados (ambos) Frumencio.

A los dos hermanos se les suspendía de las muñecas y se les colgaron pesas a los pies. Se dice que, cuando uno de ellos dio señas de que su fortaleza se debilitaba, el otro lo exhorté con tanta fuerza
a sostenerse en su fe, que el desfalleciente hermano gritó a los verdugos que no le disminuyeran, sino que le aumentaran el suplicio. Ambos fueron después quemados con planchas de hierro al rojo vivo, pero soportaron todo paciente mente hasta el final.

El triunfo de estos Santos tuvo lugar el 23 de marzo del año 484.

Oración a San Victoriano

San Victoriano, ruega por nosotros.

San Victoriano mártir | Fuentes
Vidas de los santos de A. Butler
El Santo de cada día por EDELVIVES