Los Católicos creen en objetos que sanan…


Reliquias de San Francisco de Sales.

Entre los ataques que recibimos los Católicos, figura el que sostiene que nosotros nos entregamos a supersticiones y prácticas idolátricas cuando creemos en que ciertos objetos tienen poderes especiales, tales como el agua de las piscinas de Lourdes, las reliquias, las imágenes..etc ante tal situación nos ponen la Biblia ante las narices y nos dicen ESO NO ES BÍBLICO!!!!!!!

Ante estos embates, muchos de nosotros, pobres católicos, nos escurrimos como perro corrido a pedradas (pedradas Bíblicas, por supuesto). Qué hay de cierto en esto? Condena la Biblia estos objetos? Cuál debe ser nuestra respuesta?

Primeramente, tenemos que hacer una profesión de Fe, Creemos con la Iglesia que solo Dios es fuente de poder, que solo Dios es fuente de salvación, que solo Dios merece Adoración.

Que adorar la criatura en lugar del creador es pecado abominable de idolatría y que este Dios a quien adoramos y rendimos nuestra voluntad es a Dios, revelado por Jesús el Señor y entronizado a nuestra vida por medio del Espíritu Santo. Despejada toda duda sobre una supuesta conexión “babilónica” del autor de este escrito, pasemos al tema.

Lejos de condenar estos rasgos de la Piedad Popular Católica para sorpresa y espanto de muchos protestantes, se puede mostrar que todas estas prácticas están en la Biblia y en ella tienen su procedencia y fundamento.

EL AGUA DE LOURDES

Lourdes es una pequeña población pirineica donde la Santísima Virgen María se apareció a una niña llamada Bernardette y entre varios mensajes de conversión y de oración le pidió que excavara en la tierra de donde surgió un manantial desde donde hasta hoy surge agua común sin cesar un minuto, desde esa época cientos de personas han sido sanadas al sumergirse en estas aguas. Idolatría! claman los protestantes.

Qué contestarles? Ante todo debemos llevarlos a II Reyes 5, 14 donde vemos a Naaman bañándose en las aguas del Jordán por indicación del Profeta Elíseo y sanándose:

“Entonces Naaman descendió y se zambullo siete veces en el Jordán, conforme a la orden del Profeta; y su carne se volvió como la carne de un niño”

También el Evangelio de San Juan 5, 4 nos narra como las personas se bañaban en una piscina (tal como en Lourdes) y eran sanados por el contacto de las aguas, veamos:

“ por que un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque y agitaba el agua y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua quedaba sano de cualquier enfermedad”

Como vemos nuestra práctica de piedad de Lourdes tiene el más puro antecedente Bíblico, definitivamente a nadie se le ocurriría de clasificar al Profeta Elíseo de “Idolatra” nadie de sus contemporáneos pensó que ésta curación por el agua del Jordán mermaba la Gloria de Dios, mas bien se la daba……..pues así ocurre con Lourdes, lejos de mermar la Gloria de Dios se la da en las sanaciones físicas y espirituales de conversión a Jesús que allí ocurren. Gloria a Dios que Lourdes es la heredera del Jordán de Elíseo.

LAS RELIQUIAS DE LOS SANTOS

Este es otro punto de espanto y ansias iconoclasta de quienes nos atacan. Desde la época de los Mártires (todos ellos católicos a falta de otra Iglesia existente en esa época) la Iglesia le ha dado reverencia especial a esos cuerpos que sirvieron en su momento de testimonio de fidelidad a Jesús y su Evangelio, más tarde esta reverencia se le dio también a los cuerpos de los Santos que en su momento fueron ungidos en el Bautismo como morada del Espíritu Santo y que actualmente alaban al Cordero delante del Trono de Dios. Así surgen las Reliquias que existen en algunas de nuestras Iglesias y que a las que muchos fieles atribuyen sanaciones milagrosas. HORROR!!!!!!!!! dicen los protestantes, “eso si no es Bíblico, es……. babilónico!!!!” Pues bien, aprestense a abrir sus Biblias Reina Valera y busquen II Reyes 13, 21, dice así:

“Y aconteció que al sepultar unos a un hombre, súbitamente vieron una banda armada y arrojaron el cadáver en el sepulcro de Elíseo; y cuando llego a tocar el muerto los huesos de Elíseo revivió y se levanto por sus pies”

Pues bien, qué les parece? El mismo Elíseo que nos ayudó a demostrar la Escrituricidad del Agua de Lourdes nos sirve para autenticar las reliquias, será Elíseo Católico? Se podrá acusar a un profeta con el espíritu del Profeta Elias de Idólatra? Condena la Biblia que los huesos de Elíseo no solo sanara, sino reviviera un muerto? Pues claro que no!! he aquí el antecedente y la justificación Bíblica de nuestras reliquias que si bien los huesos de Elíseo no estaban expuestos a veneración, nadie puede negar que tenían la virtud de sanar.

IMÁGENES MILAGROSAS

En su empeño por rescatar nuestras almas de “babilonia” estos «buenos samaritanos» se rasgan las vestiduras ante la situación de que algunos Católicos, creen que por la oración hecha a DIOS delante de una imagen se pueden sanar.

ESPANTO exclaman airados, la Iglesia está llena de idólatras rezadores de imágenes de palo…Qué decir? Pues los remitimos a Números 21, 9 en este episodio Bíblico el Señor Adonai manda serpientes que mordían a Israel por sus pecados y estos morían, el pueblo acudió a Moisés y este a Dios, el cual le dijo:

“ y el Señor le dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla en un asta y cualquiera que sea mordido por una serpiente mire a ella y vivirá, Moisés hizo una serpiente de bronce, la puso en un asta y cuando alguna serpiente mordía a alguno miraba a la serpiente y vivía”

Pues aquí está! Nada más y nada menos que el mismo Señor manda hacer una imagen de “algo que camina sobre la tierra” contraviene el Señor lo mandado por El en el Sinaí? más aún, manda que se mire a esta imagen y la Biblia y el mismo Señor aseguran que el que miraba la imagen se curaba. Algunos rebatirán que esa serpiente era prefigura de Cristo en la cruz, muy Teológico, pero muy desacertado. Sabemos que esta serpiente fue destruida muchos años después pues los Israelitas le pusieron por nombre Nejsutan y la convirtieron en dios. Nosotros Pueblo Católico sabemos muy bien que SOLO HAY UN DIOS y que es Espíritu y que a El solo se le da la adoración, es preocupación de la Iglesia hacer llegar este mensaje al Pueblo, pero tenemos un antecedente Bíblico muy claro de que hay imágenes por las cuales Dios derrama su poder y no tenemos dudas, ni nos faltan versículos bíblicos.

TOCAR EL MANTO DE ALGUNA IMAGEN, ALGUNA PRENDA PERTENECIENTE A UN SANTO Y SER SANADO.

Este es otro punto en disputa, nos acusan de “toquetear” imágenes y mantos al igual que otras prendas de personas santas, cosa que igualmente parece demasiado babilónicas para ellos, es una pena pues tenemos base bíblica, y muy cercana a ellos para afirmar que el Señor utiliza estos objetos para sanar. Se trata nada menos que de San Pablo el cuasi-primer papa de los Evangélicos…de el dice Hechos 19,12

“Y hacía Dios milagros extraordinario por mano de Pablo de tal manera que aún se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo y las enfermedades se iban de ellos y los espíritus malos salían”

Acá lo tenemos y bien claro, un pedazo de tela perteneciente a San Pablo sanaba a los enfermos a quienes se le aplicaba…Será San Pablo babilónico? No creo, Pablo era un siervo extraordinario de Dios que hubiera detenido esta práctica si hubiera visto algo malsano para la Fe en su amado Jesús.

Debemos tener claro que solo Dios es fuente de poder y digno de alabanza, pero no podemos descartar la piedad simple de nuestros hermanos más pequeños que con Fe y devoción esperan de la misericordia de Dios en Lourdes, besando una reliquia, orando ante la estatua del Padre Pío o tocando el manto de la Virgen, esas prácticas están avaladas y testificadas en la Biblia.

Dios mira la intensión y el corazón de los que a El acuden con Fe y a algunos nos sana y nos convierte con el poder del Espíritu Santo y a otros por medio de una reliquia. Es el mismo Dios que a los Magos le habló por medio de una estrella y a los Pastores por medio de un Ángel, a ambos les habló con los signos que entendían..lo más importante es el mensaje.

“Por tanto no nos dejemos engañar; dejemos que Dios nos sane como El quiere y no nos privemos de su sanación, escuchando a charlatanes que carecen de fundamento y autoridad bíblica para hacerlo. Una imagen movida por Dios tiene más poder que un charlatán movido por la soberbia de poseer toda la verdad”.