Nos escriben #3: Comunión con Roma, sedevacantismo, Divina Misericordia y Valtorta

6 Minutos de lectura

Divina Misericordia

Yeni nos pregunta:

Saludos y Bendecida tarde

Una pregunta no se supone que somos una misma iglesia……y no somos ni de Pedro ni de Pablo…….porque encuentro diferencia en la aplicación de ciertas oraciones como la Divina Misericordia….tratando de igual portales que también son católicos.

Saludos.

Respuesta:

Estimada Yeni, al respecto ya se ha expuesto en dos oportunidades, siendo el hilo principal la entrada de blog titulada «La razones que tuvo la Iglesia para condenar la devoción a la Divina Misericordia».

Permítanme citar a Monseñor Patrick Pérez al respecto:

Quiero concluir diciendo, que el fondo de esta devoción es cuestionable. Ustedes no sólo instituyen una devoción particular con su propio día de fiesta basándose en algo que ha sido condenado, por muy buenas razones, en el pasado reciente.

Cuando miras las oraciones de las devociones de la Divina Misericordia, son perfectamente ortodoxas. No hay nada herético o presuntuoso en estas oraciones. Pero sólo recuerda la razón por la que ha sido condenada y por la qué no reconocemos la devoción a la Divina Misericordia: Es por su pasado, no por el contenido de las oraciones. Es muy importante saber esto, porque es una de muchas cosas que fueron traídas de vuelta en los tiempos modernos pero que habían sido condenadas en el pasado.

Es usted la que decide si practica la devoción o no. Nosotros solo hemos publicado las razones que tuvo la Iglesia para prohibirla dos veces.

Comunión con Roma

Raúl Jimenez nos pregunta:

Buenos días, tengo una consulta. Quiero saber si el proyecto está en Comunión con Roma y con el Papa Francisco, pregunto porque me han parecido interesantes varios artículos pero sé que hay muchos portales web que parecen estar en Comunión con el Papa y Roma pero no lo están y por ende tienden a desinformar.

Pregunto en general, puesto que he visto otros portales web con «x» nombre que parecen ser católicos en Comunión con el Papa pero resultan ser sedevacantistas o lefebvristas.

Por ejemplo el artículo sobre la Devoción de a la Divina Misericordia. Varios portales de la FSSPX o sedevacantistas expresan lo mismo que expresa el autor en el sitio web e incluso hablan (los de FSSPX) de una equivocación terrible o decisión errónea del Papa Juan Pablo II al permitir de nuevo la devoción lo cual sería una contrariedad al Dogma de la Infabilidad Papal y por ende el Papa no es guiado por el Espíritu Santo lo cual sería una herejía. Aunque ellos mismos no aceptan el CVII y mucho menos respeten la autoridad del Papa. Por ello quiero saber, porque he leído algunos artículos de su portal web sobre el Sagrado Corazón de Jesús y me han parecido una belleza e incluso vi que transmiten la Santa Misa en rito Tradicional por medio de la señal de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro.

Respuesta:

Estimado Raúl, las conclusiones -que usted nos imputa- a las que usted hace referencia no son nuestras. Se trata de la conclusión a la que llegaron dos Papas. Pio XII y Juan XXIII y están ampliamente detalladas en este artículo: «La razones que tuvo la Iglesia para condenar la devoción a la Divina Misericordia».

Con respecto al tema de la Infalibilidad Papal, usted lo tiene todo entreverado. Le aconsejo pasar por esta entrada del blog: ¿Qué es la infalibilidad papal?

Se lo resumo a continuación:

La infalibilidad papal no significa que el Papa está libre del pecado, ni es un carisma especial limitado únicamente al Sumo Pontífice, la infalibilidad pertenece a todo el Colegio de Obispos en unidad doctrinal con el Papa como Obispo de Roma cuando proclaman que una enseñanza es verdadera (por ejemplo, cuando se reúnen en un concilio ecuménico).

Sin embargo, de acuerdo con la antojadiza, solapada y mal intencionada interpretación que usted ha hecho de la misma (y con la que nos acusa de llamar a Francisco hereje) los dos Papas que la condenaron en primer lugar serían herejes y peor aún, habrían actuado en contra de las inspiraciones del Espíritu Santo y de lo que se colige -según usted- la cuestión de la infabilidad Papal, que claro está usted no entiende y peor aún, pretende blandir como un arma para acusarnos de «Lefebvristas» y «sedevacantistas».

Por lo tanto, la pregunta que surge -formada, tomando como base los argumentos por usted expuestos- es más que obvia: ¿Cree usted que el Espíritu Santo puede contradecirse? ¿Cree usted que el Espíritu Santo puede decir primero No y después Sí? Creo que la respuesta es más que clara. Nuestro compromiso es con la Iglesia de siempre, la verdaderamente Católica, con Cristo y su Santísima Madre.


Valtorta

Rafael Padrón: nos pregunta:

¿Te has leído, al menos una sola vez, la obra completa de María Valtorta, El poema del Hombre Dios? Digo, de punta a cabo. No te lo has leído. ¿Como publicas esto? Tienes discernimiento propio, pues junto con el libre albedrío también esto se nos ha dado para que aprendamos a buscar y a encontrar a Dios.

Pues tienes que leerla un mínimo de 3 veces y sacarás un jugo dulcísimo para tu alma pues quien habla es Jesus mismo, Nuestro Señor.., de la misma manera que le habla a Santa Margarita Maria Alacoque y le da la esencia de su Sagrado Corazón.

Dios nos Bendiga!

Rafael A. Padron, tú Hno en Cristo.

Respuesta:

Lógico que no he leído de “punta a cabo” ninguna de las obras de Valtorta, soy católico. Leer sus obras por completo es tan imposible como escuchar por lo menos 5 minutos (si puede) al “padre” Toro. Eso sí, he tenido que leer los pasajes en cuestión. Se ve que usted debe tener un estómago verdaderamente fuerte…para soportar ese «jugo dulcísimo»…

Prefiero quedarme con la sana doctrina de la Iglesia CATÓLICA de siempre. No necesito de novedades. Nada nuevo hay bajo el sol. Los errores, son los mismos de siempre, revestidos con novedades que se acomodan según los tiempos.

Le recuerdo que esta obra de Valtorta, estuvo en el índice de libros prohibidos, incluso el artículo adjunta una imagen del decreto que condena el texto por sus múltiples herejías y por los peligros que significan para la salvación de las almas. Si una comisión de la Iglesia la investigó y luego la condenó, ¿de dónde usted, y con qué autoridad sostiene?:

«Pues tienes que leerla un mínimo de 3 veces y sacarás un jugo dulcísimo para tu alma pues quien habla es Jesús mismo, Nuestro Señor.»

Tenga cuidado con lo que lee y sugiere a los demás…

Que Dios lo guarde, la Santísima Virgen lo proteja y el buen San José lo ilumine siempre.