Sacerdote rompe en llanto durante la Misa por algo que ve.


https://youtu.be/JY2QWVWv0k8

Recientemente se hizo viral en las redes sociales un vídeo en el que un sacerdote llora en Misa a causa de una gravísima irreverencia ante la Eucaristía.

“Hay cosas que a veces no se pueden explicar, o más bien sí. Lo que pasa es que duele mucho cuando el Señor permite compartir o ver ciertas cosas. A partir de este momento, en nuestra parroquia, solo se podrá comulgar en la boca y de rodillas. No podrá ser de otra manera”

Pero luego explica:

“Cristo está vivo, está entre nosotros y le duele muchísimo -no solo cuando no se comulga porque es un dolor muy grande para Él-, sino cuando se recibe ni siquiera siendo conscientes a Quién se está recibiendo. Y cuando se recibe como si se recibiera cualquier comida, como si no se creyera en su presencia, ahí está y está vivísimo. Y si les decía recíbanlo de esta manera, tenga cuidado… y no se hace; así sea una pequeña partícula, la más diminuta, ahí está Él todo. Por eso siempre se debe tener el mayor cuidado posible”.

El Sacerdote, se supo después, fue Fredy Leonardo Herrera y llora en el altar al sentir remordimiento de dar la Sagrada Eucaristía en la mano y no en la boca, luego pide que se reciba únicamente en la boca y arrodillados.

Cuando se recibe en la mano la Eucaristía quedan ahí pequeñas partículas donde está todo Cristo, que luego caerán al suelo y ahí serán pisoteadas. Cristo será pisoteado. No hay pretexto que justifique esto, así lo permita quien lo permita. Primero es Dios que las disposiciones de los hombres, sean éstos quienes sean y se hagan con el motivo o pretexto que se hagan. Nada lo justifica, insistimos.

Por ningún motivo comulguemos en la mano, si solo nos dan así la comunión, preferible es solo comulgar espiritualmente. Si la Escritura Sagrada dice que al nombre de Dios se doble toda rodilla, ante la REALIDAD misma de su Presencia, que es más que su nombre, comulguemos arrodillados que es la postura que indica adoración y reverencia.

Visto en el Blog de Catolicidad.com.