Signum Magnum: La Santísima Virgen María es “el Gran Signo de Dios sobre la tierra”.

2 Minutos de lectura
Signum Magnum: La Santísima Virgen María es “el Gran Signo de Dios sobre la tierra”. Dominio Público.

Vivimos en plena época de actividad mariana. La Santísima Virgen María está intentando con su intervención forzar a sus hijos a rectificar el camino de apostasía emprendido por la humanidad.

Esta Hora de María en que vivimos, está anunciada desde tiempo inmemorial. Son muchos los santos y videntes que han hablado de ella en todos los tiempos. Pero, ante todo, está profetizada en los Libros Sagrados: “Fue vista en su Templo el Arca de su Alianza… Y una gran señal apareció en el cielo…” SIGNUM MAGNUM.

Algunos intérpretes ven en el Arca del Testamento a la Santísima Virgen María (Fœderis Arca) visible en la tierra en los últimos tiempos. Puede significar sus apariciones, su devoción aumentada, la definición dogmática de sus glorias, privilegios y prerrogativas… o mejor, todo ello junto.

En el punto culminante de la revelación sobre los últimos tiempos, Dios manifiesta la misión encomendada a la Santísima Virgen María (Apocalipsis: 11:15-19; 12: 1-2 y 10):

«Tocó el séptimo Ángel. Entonces sonaron en el cielo fuertes voces que decían: “Ha llegado el reinado sobre el mundo de nuestro Señor y de su Cristo; y reinará por los siglos de los siglos”. Y los veinticuatro Ancianos que estaban sentados en sus tronos delante de Dios, se postraron rostro en tierra y adoraron a Dios diciendo: “Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, Aquel que es y que era porque has asumido tu inmenso poder para establecer tu reinado.

Las naciones se habían encolerizado; pero ha llegado tu cólera y el tiempo de que los muertos sean juzgados, el tiempo de dar la recompensa a tus siervos los profetas, a los santos y a los que temen tu nombre, pequeños y grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra”. Y se abrió el Santuario de Dios en el cielo, y apareció el Arca de su Alianza en el Santuario, y se produjeron relámpagos, y fragor, y truenos, y temblor de tierra y fuerte granizada.

Y una gran señal apareció en el cielo: una Mujer, vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza; está encinta, y grita con los dolores del parto y con el tormento de dar a luz (…) Oí entonces una fuerte voz que decía en el cielo: “Ahora ya ha llegado la salvación, el poder y el reinado de nuestro Dios y la potestad de su Cristo…”».

La Santísima Virgen María es “el Gran Signo de Dios sobre la tierra”: Signum Magnum.

Fuentes

Publicado originalmente en el Blog del Padre Juan Carlos Ceriani: http://signum-magnum.blogspot.com/