Umilenie


El 2 de enero de 1833, el gran asceta, místico cristiano, taumaturgo y padre espiritual San Serafín, fue encontrado muerto en su pequeña cabaña en los bosques que rodean el monasterio de Sarov, Rusia. Se le encontró arrodillado, en posición de oración ante un icono de la Madre de Dios que le había servido de inspiración a lo largo de su vida: el Umilenie (Умиление) o Icono de la Ternura de la Madre de Dios. 

Con el aceite de la lampara, que ardía ante este icono sagrado, el santo ungía a los enfermos, que recibieron curación después de la unción. El asceta llamaba también al icono «Alegría de todas las alegrías».

Dentro de la iconografía, el icono Umilenie es considerado «raro», ya que muestra a la Madre de Dios sin llevar al divino niño en brazos. La razón de esto es porque se trata una representación de María en el momento de la Anunciación (Lucas 1: 24-38). Con los brazos cruzados en oración en sumisión al Señor, los ojos bajos en humildad, está a punto de pronunciar su respuesta salvadora de humanidad al Arcángel Gabriel: “Hágase en mí según tu palabra”.

 

Umilenie

La inscripción eslava alrededor de su halo dice: «Alégrate, oh novia virgen» (Радуйся Невесто Неневестная), que es el estribillo del Himno Akatistos a la Santísima Virgen.

Se ha sugerido que el icono, que muestra a la Madre de Dios sin el niño Jesús, está influenciado por el arte católico-romano occidental donde abundan estas imágenes de María sin llevar al niño en brazos. Sin embargo, dado el momento de la vida de la Virgen que supuestamente se muestra en el icono, es improbable ya que las representaciones iconográficas  de la Anunciación son también comunes en el mundo ortodoxo.

Umilenie

Interior de la casa de una habitación de San Serafín, que muestra el icono de Umilenie (1903).

En 1991, las reliquias de san Serafín de Sarov (que incluían el icono Umiliene), fueron descubiertas en un escondite, un museo antirreligioso en el que los bolcheviques almacenaron muchas otras piezas durante setenta años. La noticia causó conmoción en el mundo ortodoxo, pues San Serafín representa para los ortodoxos, lo mismo que San Francisco de Asís para los católicos.

Las reliquias fueron llevadas a pie y en procesión religiosa desde Moscú hasta el monasterio Diveevo donde permanecen hasta la fecha.

Oración para rezar ante el icono Umilenie (nuestra Señora «La toda ternura»)

Ábrenos la puerta de tu misericordia,oh Santísima Madre de Dios. Que no nos perdamos los que confiamos en TI, que por tu medio, seamos librados de todas las adversidades, pues TU eres la salvación del pueblo Cristiano.